San Lorenzo del Escorial y El Valle de los Caídos

Desde: 80€

Descripción

En este tour de 8 horas de duración, viajaremos a unos 60 km al noroeste de Madrid hasta la “Sierra de Guadarrama” para visitar dos importantes monumentos cercanos a la capital. El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial y el Valle de los Caídos.

Sin duda apreciará una experiencia única, descubriendo una parte muy importante de la historia española, tanto clásica como moderna, disfrutando de los agradables traslados en cómodos coches y degustando la deliciosa gastonomía local.

El recorrido incluye:
Entradas a los sitios visitados
Visitar todos los monumentos con una guía oficial privada
Viaje de ida y vuelta desde su hotel en Madrid a San Lorenzo de El Escorial en un confortable automóvil privado o furgoneta
2 horas de visita con un guía oficial en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial
Traslado al Valle de los Caídos (15 minutos en coche)
1 hora de visita al Valle de los Caídos

Personalizado
Todos los tours de Citytoursinmadrid pueden ser personalizados. Envíenos su interés personal a info@citytoursinmadrid.es y le haremos una propuesta personalizada. Sugerencias como:

- La silla de Filipe II
- El Bosque Espiritu

Monasterio de San Lorenzo del Escorial

El Orgullo de la Realeza Española, designado patrimonio por la Unesco

El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial se levanta en un lugar excepcionalmente encantador en la Sierra de Guadarrama. Fue construido por el rey Felipe II, un hombre apasionadamente religioso, a finales del siglo XVI para albergar un palacio, un monasterio, una basílica, un panteón, una escuela y una biblioteca. Para su construcción, Felipe II tuvo en consideración dos hechos significativos. La razón más importante fue el solemne deseo de su padre, el Sacro Emperador Romano Carlos V (reinando en España como el rey Carlos I), para ser honrado con un mausoleo digno de su corona. Y la promesa que hizo de consagrar una iglesia a San Lorenzo por la victoria española ante los frances en la batalla de San Quintín, llevada a cabo en el Día de San Lorenzo.

Las obras para el monumental complejo comenzaron en 1563 y fueron delegadas en Juan Bautista de Toledo , el mismo arquitecto que levantó la Basílica de San Pedro, sin embargo las obras fueron finalizadas por el arquitecto Juan de Herrera en 1584. El resultado fue un magnífico monumento que retrata fidedignamente la narrativa ideológica y artística de la monarquía católica española de la Edad de Oro.

Probablemente no haya otra monumento que pueda dar un mejor testimonio de la personalidad de su creador. En línea con la personalidad mística de Felipe II, el palacio en sí mismo era un lugar bastante severo y austero, desde donde él dominaba casi la mitad del mundo; consecuentemente, los sucesivos monarcas agregaron a los apartamentos personales una mayor ornamentación e igualmente crearon más apartamentos tal como hiciera el linaje de los Borbones. Sin embargo Felipe invirtió considerables fondos en la decoración de los edificios eclesiásticos del monumento. El Panteón de los Reyes, el lugar de entierro de los reyes españoles que se encuentra debajo de la Basílica, contiene los restos de los soberanos españoles de los últimos cinco siglos. Las paredes están acabadas en mármol de Toledo y magistralmente decoradas en bronce dorado.
Todo el complejo, epicentro de la mayor autoridad política en su época, está decorado con bellas obras de arte de los pintores más renombrados del siglo XVI.

El Valle de los Caídos

Monumento a la Guerra Civil Española por el Dictador Francisco Franco

El monumento del Valle de los Caídos se encuentra a 9,5 km al norte del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial. La superficie del complejo abarca 13,6 km2 de bosques y piedra de la Sierrra de Guadarrama y se ubica a 910 metros sobre el nivel del mar. El sitio conmemorativo comprende una gran explanada, una basilica, una abadía Benedictina, una casa de húespedes, los “Juanelos” (cuatro monolitos cilíndricos del siglo XVI ) y la cruz más grande del mundo, visible desde 32 kms.
El impresionante complejo fue realizado durante la dictatura de Francisco Franco entre 1940 y 1958, para conmemorar a las personas que murieron en ambos bandos durante la Guerra Civil Española (1936-1939). Aunque los soldados republicanos y nacionalistas fueron enterrados allí, el Valle de los Caídos está directamente relacionado con el régimen nacionalista, ya que el difunto General y José Antonio Primo de Rivera, el fundador del movimiento Falange, están enterrados al pie del altar mayor de la basílica.

El proyecto
Diseñado por los arquitectos Pedro Muguraza y Diego Méndez, comenzó en 1940 y tardó 18 años en completarse. El monumento fue inaugurado oficialmente el 1 de abril de 1959.

La Basílica
En 1960, el Papa Juan XXIII declaró la cripta subterránea a la basílica. La entrada a la basílica se sitúa en la gran explanada que tiene una superficie de 30.600 m2 y está tallada en la roca, que comprende 260 metros de nave, con seis capillas consagradas a la Virgen María y una cúpula de 40 metros de díametro, decorada con un mosaico, creado por el artista Santiago Padrós.

La Santa Cruz
La colosal cruz de granito fue construida en la cima de una montaña rocosa. Sus dimensiones son 150 metros de alto y 48 metros de ancho en sus brazos. Cuatro esculturas de gran escala (18 metros de altura), realizadas por Juan de Ávalos, se destacan desde la base de la cruz, representando a los cuatro Evangelistas; San Lucas con un toro; San Juan con un águila; San Marcos con un león y San Mateo con un ángel.

En el Valle de los Caídos se encuentran 33.847 personas que perdieron la vida durante la Guerra Civil. Es parte del Patrimonio español.