Segovia y Ávila

Desde: 100€

Descripción

En este tour de 9 horas de duración, viajarás unos 90 km al noroeste de Madrid hasta la "Sierra de Guadarrama" para visitar dos lugares históricos cercanos a la capital. Segovia y Ávila. Aquí se le revelará la historia de España, que se remonta a los tiempos de los romanos, moros, judíos y cristianos castellanos.

Sin duda apreciará una experiencia única, descubriendo una parte muy importante de la historia española, tanto clásica como moderna, disfrutando de los agradables traslados en cómodos coches y degustando la deliciosa gastonomía local.

El recorrido incluye:
Visitar todos los monumentos con una guía oficial privada
Entradas a los sitios visitados
1,5 hora en coche desde su alojamiento en Madrid hasta Segovia (aproximadamente)
Visitará en 2 horas el Alcázar, la Catedral (construida en 1558, gótico tardío), el Acueducto, el Barrio Judío, la Sinagoga Mayor y la Iglesia de San Martín.
Paseando por esta antigua ciudad verá Plaza Mayor, Las murallas, la plaza San Martín, y más
Traslado a Ávila (1 hora en coche)
Excursión de 1,5 horas a pie en Ávila viendo por supuesto las paredes y más como la Catedral, el Palacio de Dávila, Vista hacia el Valle Ambles, la Iglesia Natal de Santa Teresa, la Plaza El Chico y la Puerta Militar
1 hora y 25 minutos en coche de regreso a su hotel en Madrid

Personalizado
Todos los tours de Citytoursinmadrid pueden ser personalizados. Envíenos su interés personal a info@citytoursinmadrid.es y le haremos una propuesta personalizada.

Segovia, ciudad impregnada de historia

La ciudad de Segovia se encuentra en una alta colina rodeada por los ríos Clamores y Eresma, que se unen a los pies del Alcázar, en un emplazamiento estratégico. Aquí encontramos rastros de los primeros asentamientos de las tribus celtibéricas durante la Edad del Hierro. Alrededor del 80 a. C. los romanos conquistaron Segovia. La época romana terminó con las invasiones bárbaras y la posterior invasión musulmana. En 1085, Alfonso VI reconquistó Segovia y la ciudad fue repoblada por cristianos. Segovia se convirtió en una de las grandes ciudades de Castilla y en ella tuvo lugar, en 1474, la proclamación de la reina Isabel la católica.

El acueducto
Se trata del testimonio más significativo de la presencia romana en la ciudad. Construido alrededor de 110 a. C., alcanza una altura de 28,5 metros y tiene una longitud total de 15 km, de los cuales 767 corresponden a la arquería.

El Alcázar
Otro punto destacado de Segovia es el Alcázar, construido sobre una roca con unas vistas excepcionales de los alrededores. Este palacio fue durante siglos la residencia más importante de varias monarquías castellanas. Con la llegada de la casa de los Habsburgo a la Corona, el Alcázar gradualmente perdió importancia y se convirtió en prisión estatal.

El barrio judío
Durante los siglos XIII, XIV y XV, la ciudad de Segovia tenía una considerable población judía. Testimonio de aquella época es el barrio judío, que conserva su antiguo trazado de calles estrechas y sinuosas al sur de la ciudad, dentro del recinto amurallado.

Ávila, la ciudad de los caballeros

Cuando la ciudad fue fundada por los romanos, la llamaron Abila o Abela, y de esta época todavía quedan muchas huellas.
Ávila fue declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1985. Tiene un diseño urbano típico medieval formado por plazas recogidas, calles estrechas y edificios en consonancia arquitectónica con los palacios y mansiones nobles. Abrazado por sus murallas, joya incontestable de esta ciudad, su arquitectura urbana despierta gran admiración. Estas murallas, construidas entre los siglos XI y XIV, son el testimonio más visible de la época medieval. Con una longitud de 2.516 metros, es el mayor monumento completamente iluminado en el mundo.